Eres una persona creativa. Solo eso ya te hace muy diferente de muchos otros ahí fuera. Así que ¿eres ya un emprendedor?

O tienes un foco claro en la creación de valor. Lo que te pone en una situación envidiable para convertirte en emprendedor. Con lo que ¿cómo de cerca estás de integrarlo con la creatividad?

Si eres capaz de combinar una energía creativa poderosa con esa vocación por la creación de valor sostenible, ¡ya lo tienes! Lo que te hace un emprendedor creativo es el hecho de que, en tu mente, la creatividad está en el corazón de la máquina que crea valor:

  • Creatividad en el centro: en lugar de ser un factor colateral, interesante y deseable pero, en última instancia, secundaria, una empresa creativa hace que la creatividad sea el mismo motor de la diferenciación y la creación de valor.
  • Repetición: eres capaz de crear valor económico a partir de lo que haces, una y otra vez.
  • Escalabilidad: Puedes lograr algo mayor cada vez, bien sea diversificando tus líneas de actividad, o expandiendo el alcance, el volumen o la percepción de valor de lo que haces.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here